Bienvenidos al Blog dedicado enteramente a Jareth, el Rey de los Gnomos... y a su Laberinto.
Importante: Jareth, Sarah, y todos los personajes de la película Laberinto son propiedad de Jim Henson, George Lucas y muchas otras personas talentosas que trabajaron con ellos. ♥

lunes, 30 de mayo de 2011

Aún no hemos escapado del Laberinto...

Labyrinth, Laberinto o Dentro del Laberinto, como se la conoce alrededor del mundo, es una película mágica, única, que marcó mi vida allá lejos y hace tiempo.
 Bowie como el rey Jareth y  Connelly como Sarah
Todo comenzó cuando allá por 1986 y sin pedir permiso, Laberinto me transportó a una tierra fantástica de criaturas míticas y un rey sumamente guapo.
Encantadora, con un exhaustivo trabajo por parte de gente talentosa, que comprende escenógrafos, coreógrafos, marionetistas, músicos e ilusionistas del cine artesanal, sin esa pereza pre moldeada que dan los efectos especiales de la era digital.
Con un romanticismo cautivador, mucha dosis de buen humor y excelente música, es mi pieza favorita del cine.
Una película que jamás pasará de moda, ni perderá su brillo, ni el encanto del mejor cuento de hadas del mundo...
Todo comienza cuando Sarah Williams (Jennifer Connelly) es obligada a quedarse en casa cuidando a su hermanito menor. Las cosas para Sarah no venían saliendo muy bien. El alejamiento de su madre, el desinterés de su padre y su nueva y engreída madrastra habían vuelto su presente muy tormentoso. Ávida lectora, escapaba del infierno en que vivía leyendo una y otra vez su libro favorito: "El Laberinto", su cuento de hadas más atesorado, donde, a través de la imaginación, tomaba el papel del una muchachita quinceañera de quien se enamoraba del Rey de los Gnomos (David Bowie), un mago poderoso. La situación se le complica cuando, enfurecida por una discusión con su madrastra, pronuncia las palabras mágicas del libro para que el rey de los gnomos encierre a su hermanito en su castillo para siempre. Desesperada al comprobar que aquello estaba aconteciendo de verdad, Sarah se verá obligada a resolver el laberinto mágico del rey gnomo para poder llegar a su castillo antes de que transcurran trece horas, y salvar a su hermanito. Dentro del laberinto, donde todo cambia constantemente y habitan criaturas fantásticas y peligros inesperados, Sarah encontrará amigos y compañeros de aventuras, aprenderá muchas cosas de si misma y sera también enamorada.
Un rey gnomo seductor y con glamour, una joven preciosa en una búsqueda que involucra también todo su interior, y mucha tela para cortar es lo que los fans de Laberinto nos llevamos en el corazón. Una maravilla que nos dejaron los 80. Una joya.

Sígueme por Correo electrónico